Cómo Bajar La Ansiedad Antes De Una Presentación

Seguramente tener una presentación de trabajo, negocios o en la escuela te generará ansiedad. Eso es normal y pocos escapan a eso. Sin embargo, NO PUEDES PERMITIR QUE LA ANSIEDAD TE DOMINE  pues puede hacer que tu exposición no salga como lo planeas. Por eso es importante que bajes la ansiedad antes de la presentación.

Se considera ansiedad a la reacción de tensión sin causa aparente, más difusa y menos focalizada que los miedos y las fobias. Genera angustia, miedo e inseguridad, lo cual resulta muy negativo si tendrás que realizar una presentación próximamente. De ahí la importancia de bajar la ansiedad antes de enfrentar a una audiencia.

Para bajar la ansiedad, no hay mejor receta que el ejercicio físico pues evita la rigidez muscular y el exceso de activación del sistema nervioso, generando un sano cansancio que ayuda a dormir. Claro que si la ansiedad es excesiva o simplemente no practicas ninguna clase de ejercicio, lo mejor es dedicar algunos minutos al día a algunos estiramientos y movimientos de relajación. Así lograrás liberar la tensión y la ansiedad de forma suave y los beneficios para tu cuerpo serán muchos.

Descansar correctamente es fundamental pues el cerebro logra una mayor concentración y capacidad para tomar decisiones de forma más rápida. Generalmente la ansiedad provoca insomnio. Para dormir, puedes hacer ejercicios de relajación antes de dormir, disfrutar de una ducha caliente por varios minutos o tomar un vaso de leche tibia. La música suave también ayuda a muchas personas a relajarse y dormir mejor. Además, al subir a la cama, intentan olvidarte de la presentación y todas las cuestiones relacionadas con ella. Recuerda: debes descansar bien para tener las energías suficientes para emprender la tarea nuevamente al día siguiente.

La alimentación sana también ayuda a bajar la ansiedad. Procura no ingerir alimentos de alto contenido calórico, sino más bien optar por una dieta balanceada. Además, una dieta balanceada evitará síntomas gástricos favorecidos por la ansiedad, como estreñimiento, diarreas, gases, náuseas y otros problemas digestivos. Evita las bebidas cola y el café, que suelen alterar el sistema nervioso. También evita el chocolate, opción que muchas mujeres tienen para calmar su ansiedad.

No acudas a medicamentos o alcohol para bajar la ansiedad pues podría ser contraproducente. El alcohol te restará capacidad de concentración, lo cual no te ayudará a preparar tu presentación y mucho menos a efectuarla. Mientras que la automedicación nunca es recomendable. Por lo tanto, si ves que necesitas una ayuda extra, puedes tomar un té de tilo o valeriana, que te ayudarán a sentirte más relajado y descansar adecuadamente.

Procura además “bajar las revoluciones”. Para ello, trata de no estar pendiente del reloj ni te atormentes con el tránsito. Si sabes que el tráfico te dificultará llegar a tiempo a determinados lugares, busca otros medios de transporte que no te alteren los nervios y aumenten tu ansiedad. Planifica tus actividades pero marcando tiempos prudenciales. y dejando margen para cualquier imprevisto.

Si te prepararas correctamente para tu presentación y disminuyes los niveles de ansiedad antes de ella, nada impedirá que tu exposición sea un éxito.

Maneja Las Manos Correctamente

Las Manos Son Una Herramienta Muy Poderosa De Nuestro Lenguaje Corporal

Maneja las manos correctamenteComo ya hemos visto, existe una comunicación no verbal, que se da a través de nuestra apariencia física, movimientos, gestos, postura, dicción, modulación e intensidad de la voz. Es decir que con nuestras manos también hablamos, y por ello hay que manejarlas correctamente.

Mover las manos, así como las expresiones faciales, pueden ayudarte a expresar más claramente el mensaje que quieres transmitir y captar y mantener la atención de tu auditorio. Los ademanes son importantes pues aportan énfasis visual y emocional a tus palabras. Pueden además intensificar tus sentimientos y darle vida a tu voz, logrando una presentación o discurso más atractivo.

Pero si los movimientos de las manos no se utilizan correctamente, en vez de aportar a tu exposición, restarán, y por eso debes prestar atención a esto. Los nervios pueden llevarte a efectuar demasiados ademanes, quizás muy exagerados. Otros, dominados por los nervios, sacuden las manos o se aprietan los dedos. Por lo tanto, debes en primer lugar calmarte para poder controlar el movimiento de tus manos. Si te concentras en tu exposición, sin preocuparte demasiado por la impresión que causes, hablarás y te moverás de manera natural. Si estás relajado, el movimiento de tus manos será natural.

       ¿Sabes Qué Hacer Con Tus Manos?

Si estás nervioso y no sabes qué hacer con las manos, no cometas el error de cruzarte de brazos. Por un lado, desaprovecharás la oportunidad de expresarte a través de ellas. Por otro, esto refleja una posición defensiva. Tampoco cometas el error de poner las manos en los bolsillos. Un truco para tener por lo menos una mano ocupada mientras controlas los nervios –posiblemente al comienzo de la presentación–, es sostener algo, como un bolígrafo, un apuntador láser u otro elemento que utilizarás durante la presentación.

Los ademanes no se aprenden en libros, pues son algo que realizamos naturalmente. Es por ello, cuanto más espontáneos sean, mejor serán. Sin embargo, esto no significa que no puedas ensayar. También puedes observar los movimientos que realizan grandes expositores y discursantes a fin de tomar algunas ideas, pero no los imites hasta el menor detalle.

Es aconsejable que realices algunos movimientos específicos, denominados ademanes enfáticos, en determinados momentos de tu presentación para enfatizar puntos y reforzar ideas. No obstante, debes tener cuidado porque pueden convertirse fácilmente en movimientos inconscientes habituales. Y el mismo movimiento o ademán repetido una y otra vez en tu presentación no logrará enfatizar ni atrapar la atención del público, sino lo contrario, distraerlo.

Debes anticipadamente determinar qué ademanes enfáticos realizarás y con qué frecuencia. No lo dejes al azar. Recuerda que en algunas culturas determinados movimientos se consideran afeminados, como taparse la boca con la mano para expresar sorpresa. En otras, señalar con el dedo demuestra una posición de autoridad y puede hacer sentir incómodo al público, especialmente a quienes están en las primeras filas.

No desaproveches la oportunidad de utilizar tus manos de forma eficaz, enfatizando determinados puntos y haciendo más atractiva tu presentación. Recuerda que el movimiento de las manos forma parte de la comunicación no verbal.

Cómo ser un conferencista profesional

Tips Para Usar El PowerPoint

UTILIZAS POWERPOINT??

Claro que el PowerPoint es una Excelente Herramienta,

pero debemos aprender a utilizarlo. Por ello, quiero compartirte en este video

algunos Tips y Consejos prácticos para que tus presentaciones con PowerPoint sean más efectivas.

Técnicas y secretos para hablar en público

Cómo Hacer Presentaciones Efectivas

Prepárate Para Conocer 4 Increibles Técnicas

Voy a compartirte en este video cuatro técnicas clave para tener éxito en tus presentaciones; ya sean de negocios, trabajo, escuela o políticas. Espero las apliques con éxito en tus próximas intervenciones en público.

  Video Gratis Revela: “Cómo Prepararte En 45 Minutos Para Hablar En Público Dominando  Los Nervios”, Haz Clic Aquí

 

Una Historia Exitosa

Carlos era un buen empleado y hacía muchos años que estaba en la misma empresa. Disfrutaba de su trabajo y estaba seguro de su desempeño, pero percibía que merecía un ascenso y no llegaba. Pero de pronto se presentó una oportunidad: si conseguía un cliente que la empresa deseaba desde hacía mucho tiempo, podría obtener el ansiado ascenso. Sin embargo, Carlos sabía que no era un buen orador y que hablar en público no era una de sus características. Entonces se dio cuenta que no debía dejar pasar esa oportunidad. Cuando Carlos decidió aprender a hablar en público, su desarrollo profesional cambio para siempre.Continuar leyendo…

Simple Follow Buttons
Simple Share Buttons